Belgrado
Índice de contenidos

Belgrado, una explosión de colores

Cuando comentamos que íbamos a los Balcanes hubo varias personas que nos dijeron, pero…¿ir a los Balcanes no es peligroso? Esta frase ya la hemos escuchado varias veces y vaya por delante que la respuesta siempre ha sido un no rotundo, a pesar de no haber ido antes, sabíamos que no lo sería ¿por qué debería serlo?

Vivimos la explosión de gente joven y colores de Belgrado en verano, disfrutamos muchísimo con la comida de Serbia  y nos quedamos boquiabiertos con Montenegro, con lo que solo tenemos buenos recuerdos de los Balcanes, tanto es así, que en un viaje posterior repetimos con Albania. ;)

En este viaje aterrizamos en Belgrado, hicimos un pequeño recorrido por Serbia para después volar hasta Montenegro (hacer una escapada de un día a Móstar -Bosnia-) y terminar en Dubrovnik para coger desde allí el vuelo de vuelta a España. 15 días magníficos de viaje.

Preferimos hacer entradas por separado para no hacer los posts demasiado extensos con lo que haremos una entrada para Belgrado, otra para Serbia (recorrido por el país) y por último, Montenegro.

7 cosas geniales que hacer en Belgrado

1. CONTEMPLAR EL DANUBIO DESDE LA FORTALEZA KALEMEGDAN

Situada al final de la apacible calle peatonal Knez Mihailova, se trata de una fortaleza de origen turco desde se tienen relajantes vistas del río Danubio y de su afluente, el Sava.  La fortaleza está ubicada en un parque urbano con mucho ambiente, con multitud de terrazas y bares para disfrutar del verano y con gente corriendo, montando en bicicleta o simplemente charlando mientras disfruta un pic-nic en el césped. También hay un pequeño trenecito que hace un tour por la fortaleza y ¡no sólo es para niños! Al final acabamos montados en el tren, claro ;)

2. DISFRUTAR DEL BELGRADO MÁS TRADICIONAL EN EL BARRIO SKANDARLIJA

Esta fue al final nuestra calle favorita de la ciudad y no es para menos;

talleres de artesanía, restaurantes muy cucos,  tiendecitas… Skandarlija conserva todo el sabor del Belgrado más tradicional. Se trata de un encantador barrio de calles empedradas, con un sabor bohemio que os encantará y con unos restaurantes típicos con un gran ambiente.

Visitamos la calle de día y de noche, de hecho terminamos varios días cenando por allí y sí, de noche era mucho más chula; familias, parejas, amigos, comida tradicional serbia y un gran ambiente que invitaba a estar horas cenando y tomando algo por la zona.

Skandarlija-Belgrado
Skandarlija, Belgrado

3. VISITAR TEMPLOS DE DISTINTOS CULTOS

Iglesias católicas, ortodoxas y mezquitas… los Balcanes siempre han sido lugar de encuentro de diversas culturas. Desde la Catedral Ortodoxa (Saborna Crkva) hasta la mezquita Bayrakli, una visita a los monumentos religiosos supone realizar un recorrido por la historia de la región.

¿Sabíais que en Belgrado se encuentra la iglesia ortodoxa más grande del mundo? ¡Pues así es!; se trata de la Catedral San Sava; nosotros tuvimos la oportunidad de visitarla y de asistir a una misa ortodoxa, muy diferente a las católicas ya que justo cuando entramos estaban con la misa y nos quedamos un ratito viéndola. Muy recomendable si podéis ir.

San Sava, Belgrado
San Sava, Belgrado

4. PASEAR POR EL BARRIO DE ZEMUN

A escasos 5 kilómetros del centro de Belgrado, el barrio de Zemun es uno de los más auténticos de la ciudad.

Podéis retroceder en el tiempo buscando recuerdos de la época yugoslava en sus tiendas,  relajaros tomando una pivo (cerveza) en alguna de las terrazas mientras se contempla el trajín de los barcos por el Danubio o subid a la colina de Gardos para descubrir alguna de las casas más antiguas de todo Belgrado.

Se puede llegar fácilmente en autobús; los podéis coger en la Calle Zeleni Venac dirección Novi Beograd, (números 15,17 y 83)  o coger un taxi, que es una opción bastante económica para moverse por la ciudad.

5. DESCUBRIR  LA NOCHE DE LA CIUDAD

Quizá por su pasado comunista o por las guerras de los años 90, los habitantes de Belgrado siempre intentan disfrutar del aire libre; por ello, aprovechan cualquier ocasión para salir de sus casas y pasar un tiempo fuera: podéis empezar tomando un helado o una copa en los alrededores de la peatonal Knez Mihailova y seguir con las discotecas del llamado “Silicon Valley” (Strahinjica Bana).

Para aquellos que queráis una experiencia diferente, las riberas de los ríos Danubio y Sava se llenan de barcazas  (splavovi) donde bailar hasta que el cuerpo aguante. Sea cual sea vuestro propósito no podéis dejar de disfrutar de la capital serbia por la noche….¡os sorprenderá!

Skandarlija noche Belgrado
Skandarlija de noche, Belgrado

6. HACER UNA ESCAPADA A LA FORTALEZA DE SMEDEREVO

La Fortaleza de Smederevo es una de las más grandes y mejor conservadas de los Balcanes.  Se puede llegar fácilmente por unos 2 euros en un autobús que se coge en la estación de Belgrado y en una hora aproximadamente podréis disfrutar de las mejores vistas de los ríos Danubio y Jezava.  

El día que fuimos nosotros hacía un calor impresionante así que si vais en verano mejor llevar gorras y si podéis paraguas ;) y por supuesto, mucha agua.

Fortaleza Smederevo, Belgrado
Fortaleza de Smederevo, Serbia

7. PASEAR POR LA CALLE KNEZA MILOSA

En esta calle comercial se encuentran antiguas sedes de Ministerios de la época yugoslava. En algunos edificios se pueden comprobar los efectos de los bombardeos sobre Belgrado de 1999.

Se trata de una “visita” imprescindible para comprobar de primera mano los efectos de la guerra, a nosotros nos impresionó ver en directo los edificios con amplios boquetes y pensar en que no hace ni siquiera 20 años  que ocurrían. Ponía los pelos de punta pero merece la pena darse una vuelta para verlo.

¿Cómo llegar a Belgrado?

Vueling tiene vuelo directo a Belgrado desde Barcelona en la época de verano normalmente desde Marzo a Octubre. Cuando nosotros fuimos, en 2015, era la única compañía española que hacía vuelo directo; son unas 2h30’.

Desde Madrid varias compañías hacen este vuelo con escala como Lufthansa, Swiss o Alitalia.

Gastronomía en Belgrado

¿Preparados para comer ricas salchichas ahumadas? Es una de las comidas que más podréis probar y la verdad que están buenísimas .

En general en el país comen bastante carne, al ser un país de interior y con frío en invierno es normal.  La zona de los Balcanes, al igual que ocurre con otros lugares que están a medio camino entre Oriente y Occidente o por los que han pasado diferentes pueblos, tienen una mezcla de sabores muy interesante. Yogur, berenjena, carne, especias, hacen que la comida sepa muy muy rica.

Os dejamos algunas de nuestras comidas favoritas de  visita a Belgrado:

  • Las salchichas ahumadas las encontraréis en casi cualquier parte y se llaman kobasice.
  • Hamburguesas gigantes que era carne muy aplastada y muy buena y se llaman pljeskavica.
  • Ensaladas muy simples y deliciosas, típicas de los balcanes llamadas sopska salad.
  • Una bebida-refresco que a Jesús le engachó mucho fue la Cedevita.

Y aquí abajo algunas de nuestras recomendaciones:

  • Kafana ?:  es la taberna más antigua de Belgrado,  junto a la Catedral del Arcángel San Miguel donde comimos unas riquísimas salchichas ahumadas.
  • Manufaktura: un bar-restaurante muy céntrico, con mucho ambiente y con una comida balcánica variada riquísima. Fuimos un par de veces en nuestros días por la ciudad.

Además la decoración era muy cool con unos paraguas monísimos colgando del techo.

  • Dva Jelena: situado en la Calle Skadarlija, tiene una de las terrazas más bonitas de la zona. Comida balcánica muy buena.
  • Choco Café: lo bien que sienta una copa cargada de todo después de cenar y sino que se lo digan a Jesús. En este bar situado en la calle principal Knez Mihailova podrás degustar una completísima copa de helado, nata, frutas y todo lo que se ocurra; un pedazo de tarta o un riquísimo café.
Gastronomia en Serbia
Carta restaurante Manufaktura, Belgrado

Alojamientos en Belgrado

En los Balcanes se estilan mucho los apartamentos, nos atreveríamos a decir que casi más que los hoteles. Nosotros nos alojamos en 2 apartamentos diferentes en Belgrado y nos gustaron mucho con lo que  os dejamos aquí los nombres para que podáis curiosear:

Pequeños consejos si visitais Belgrado

  • A pesar de la mala “fama” de los Balcanes nosotros no notamos sensación de inseguridad en ningún momento, así que ¡fuera miedo! Belgrado es apasionante.
  • Utilizad los taxis: son muy baratos
  • Probad la comida serbia: la carne está buenísima y es económica
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Si te ha gustado ¡compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Quieres ser el primero en tener los posts en tu inbox?

¡Suscríbete hoy mismo!

Deja un comentario

¡Espera! Estos viajes también te pueden interesar

Monastiraki-travelandfoodies

Grecia, de atenas al peloponeso

Grecia, la magnífica soledad del Peloponeso Esta vez cogemos las maletas para visitar la mítica Grecia. Para Jesús es la segunda vez que la visita. Para mi, Raquel, es la primera y ya os adelanto que me encanta :) Hacemos un viaje de 2 semanitas y tras mirar varias opciones de diferentes recorridos, quizás nos

Ice wine

Ice wine, una experiencia para el paladar en el Niágara Como os adelantábamos en el post sobre las Cataratas del Niágara una de las experiencias que más interesante nos pareció de nuestros días a Niagara-on-the-lake fue realizar un visita a una de las bodegas que han hecho posible que el valle del Niágara sea uno

¿Escribimos los contenidos para tu marca turística?

¡Contáctanos sin compromiso!

Monument-Valley-Park2-Travelandfoodies

¡Suscríbete!

Prometemos enviarte los mejores contenidos :)