travelandfoodies

Sputnik Bar Sofia 2 Travel and Foodies

Restaurantes y cocktelerías en sofía, bulgaria

Restaurantes y cocktelerías en Sofía

Nuevo viaje por los Balcanes y nuevas aventuras gastronómicas por estos lares ;)

Sofía es la capital de Bulgaria y nos da la sensación que tiene muchísimo potencial, sobre todo en verano. La ciudad con reminiscencias de épocas anteriores como la época comunista, actualmente respira guiños de mucha modernidad en sus bares y restaurantes. 

Como en todas las ciudades, hay de todo, aunque si buscas bien, encuentras  sitios muy top tanto en decoración como en concepto y, por supuesto, en comida y bebida.

Y así es, nos vamos en busca de la Sofía más canalla y nos encanta :) Hay algunas zonas que nos recuerdan al barrio de Blloku en Tirana (Albania), zonas decadentes con locales modernos, cocktails y cocina búlgara moderna. 

La comida búlgara nos recuerda a la comida de otros países vecinos balcánicos que hemos visitado. Salchichas a la parrilla, shopska salad o banitsa son alguno de sus platos más comunes.

Aprovechamos los 4 días que estamos en la ciudad para visitar restaurantes búlgaros, rusos, armenios, de oriente medio y por supuesto, cafeterías y cocktelerías. 

Nos sorprende la cantidad de bares que sirven cocktails, incluso comida y cocktails, una combinación que nos encanta y aprovechamos cada noche para probar algo nuevo. ¡Vamos a comer, Sofía!

Recomendaciones de restaurantes en Sofía

Shtastlivetsa (cocina búlgara tradicional)

Restaurante de cocina búlgara situado en la principal calle de la ciudad.  Es un espacio de dos pisos bastante grande y diáfano donde encuentras platos de la cocina búlgara.

Tomamos un «Bulgarian appetizer» consistente en un par de patés con un pimiento asado y pan que está delicioso.

Pollo relleno con salsa de limón y mantequilla y albóndigas con salsa de tomate. 

Como curiosidad tienen café Kopi Luwak, un café originario de Indonesia muy peculiar y complicado de encontrar en bares o restaurantes.

Shtastlivetsa Sofia Travel and Foodies
Tarta en Shtastlivetsa

Egur Egur (cocina armenia)

Armenia es un país que tenemos en mente para visitar ya desde hace tiempo; como vimos este restaurante de cocina armenia no nos lo pensamos dos veces.

Nos damos cuenta que la localización de Armenia, entre Oriente y Occidente, la influencia de sus países vecinos, su antigua pertenencia a la URSS y otros factores geográficos marcan  su gastronomía y sus ingredientes.

Berenjena, yogur, pepino, queso, pollo, cordero o los ya clásicos baklava predominan en la carta, así como el pan lavash que comimos en nuestro viaje  a Irán. ¡Buenísimo todo!

Vamos con unos «Armenian Appetizers»: goar salad, tiro salad, babaganush y hummus; de principales una Kyopolou salad de berenjena y pimiento ahumados, ajo y aceite de oliva y para Jesús  Karniyarik, una berejenena rellena de carne de ternera y especiada con menta.

Egur Egur Sofia Travel and Foodies
Armenian Appetizers y ensalada Kyopolou en primer término

Raketa Rakia Bar (recreación de cocina soviética)

Visitamos Raketa Rakia Bar principalmente por dos motivos:

  1. Porque recrean en sus platos la cocina que se tomaba en la época soviética (este ya por sí solo es motivo de peso para visitarlo)
  2. Porque tienen una extensísima carta de rakia de todo tipo. La rakia es el licor más típico de Bulgaria, que sería el equivalente al ouzo griego o al aguardiente español

Pero además cuando llegamos nos encontramos con una decoración muy top, recreando de nuevo un bar soviético. La verdad que nos encanta este sitio.

Raketa Rakia Bar Sofia Travel and Foodies

Vamos a por el Katuk, una riquísima crema de queso y yogur con trocitos de pimiento rojo asado, como entrante.

Jesús va a por una sopa con algo similar a los callos que suponemos se comía en la época comunista con un plato de la época, simulando al latón y yo voy a por una especie de souvlaki griego (pollo deshuesado con yogur, tomate y pan pita) para chuparse los dedos.

Finalmente no tomamos rakia aunque si te gusta este tipo de bebida, sin dudarlo, tienes que venir a este lugar.

Raketa Rakia Bar Sofia 2 Travel and Foodies
Sopa estilo época soviética

Arbat (cocina rusa)

Nuestra primera experiencia con la cocina rusa fue en un restaurante de Nueva York que nos encantó y que os recomendamos al 100%, Mari Vanna.

Y después ya cuando visitamos San Petersburgo pudimos volver a saborear durante varios días la cocina rusa de nuevo; así que cuando vimos que en Sofía había un restaurante ruso no dudamos en ir a comer.

La decoración, muy tradicional y pomposa, nos recuerda al Mari Vanna en algunos aspectos. 

Carta muy extensa con los ya típicos arenques, ensaladilla rusa, los riquísimos blinis, las sopas o si quieres algo de potencia te puedes animar a un rico vodka para comer ;)

 

Arbat Sofia Travel and Foodies
Blinis de cebolla y patata (Ukranian Vareniki)

Nos vamos con dos platos de arenques: un paté de arenques y arenque con remolacha y huevo, dos sopas (Uha Soup con salmón y esturión y Saltwart Soup una sopa de carne muy especiada), una ensalada con crema de queso y unos deliciosos blinis con cebolla y patata (Ukranian Vareniki)

Para rematar, una Napoleón Cake , similar al milhojas, muy contundente :)

Recomendable si estás unos días en Sofía y te gusta este tipo de cocina

Ashurbanipal (cocina de Oriente Medio)

Lugar sin pretensiones, más bien cutre, algo sucio y con olor a fritanguilla pero con comida bastante buena.

La carta es corta con opciones de platos con y sin carne; probamos hummus muy rico, «Biryani Rice», arroz especiado con garbanzos, sambusas, carne de ternera con limón y naranja y de postre, cómo no, baklava.

Muy barato y comida rica.

Kosmos (comida búlgara moderna)

Bajo la misma gestión que el Raketa Rakia Bar y Sputnik nos encontramos al Kosmos.

Mantienen el concepto de la relación de Bulgaria con el espacio y la decoración nos vuelve a sorprender: súper moderno con un punto galáctico muy cool.

Pasamos aquí la noche de fin de año y la cena se convierte en una cena de casi 5 horas animada con una play list muy top que incluye al DJ búlgaro Ivan Shopov y una puesta en escena muy trabajada.

En la mesa nos encontramos un pequeño librito donde nos cuentan el storytelling del restaurante y donde explican la relación del país con los astronautas y el espacio. Descubrimos, por ejemplo, que Bulgaria ha estado fabricando comida para llevar al espacio desde finales de los 80‘ con la tecnología llamada «Sublimation» o que Bulgaria fue el 6º país en enviar a un hombre al espacio.

 

Kosmos Sofia Travel and Foodies
Overview Kosmos Restaurant

Todo el storytelling continua con la coherencia en la comida; comemos una sopa deshidratada, que hidratan en el momento, simulando la propia técnica del «Sublimation» que consiste en deshidratar comida manteniendo todas las propiedades de la misma.

Esta técnica la vemos representada en algún plato más, como en uno de los postres con melocotón deshidratado.

En definitiva, el Kosmos es un must si visitas Sofía, no importa la época del año que sea, ¡estoy segura que es todo un acierto!

Kosmos Sofia 3 Travel and Foodies
Storytelling del restaurante

Recomendaciones de bares y cocktelerías en Sofía

Casi sin saber cómo, hemos terminado tomando cada noche un cocktail jaja. 

Y es que, como te decía al inicio, hemos sacado el lado más canalla de Sofía ;) y nos dedicamos a explorar sus caferías-cocktalerías que no nos dejan indiferentes.

Encontramos numerosos bares y cocktelerías con cartas inmensas de cocktails fríos, calientes, bebidas alcohólicas y zumos de todo tipo. ¡Una maravilla!

Te dejamos nuestros favoritos :)

One More Bar

One More Bar Sofia Travel and Foodies
Café con naranja amarga y tahina y frappé

Venimos a este bar, que descubrimos por casualidad, en dos ocasiones.

La primera vez por la mañana a tomar un café cualquiera y terminé tomando un café con naranja y tahína que estaba de escándalo.

La segunda vez para tomar un cocktail por la noche y terminamos tomando un cocktail y un panini con aceite de albahaca, tomate seco, queso y olivas súper rico.

La carta de bebidas y cocktails de One More Bar, bien merece una o varias visitas. Cocktails de todo tipo, preparados con ron, vodka, whisky, fríos, calientes (sí sí, como si fuera una infusión pero con alchohol) y un sinfín de bebidas deliciosas.

 

The Apartment

Este curioso lugar también bien merece una visita. Como su nombre bien indica, es un apartamento. Han montado el bar en la primera planta de lo que antes era un piso y ahora han transformado cada habitación en una estancia con diferentes ambientes donde puedes tomarte algo como si estuvieras en una casa. 

Una vez más, ¡la decoración tiene mucho flow!

Te levantas y vas a la cocina donde pides lo que desees y pagas en el momento, es self service y disponen tanto de comida (tartas con súper buena pinta caseras, hamburguesas, etc) y muchas bebidas, incluyendo té de cannabis, Fritz Cola o café infusionado con ron y canela en rama muy muy rico.

K.E.B.A

K.E.B.A otro lugar digno de mención; accedes a través de un patio (como ocurre con muchos de los bares que hay en Sofía) y encuentras otro lugar súper trendy donde sirven comida y bebida (incluyendo cocktails ;) )

Nosotros nos decantamos esta vez por un par de cocktails clásicos: Daiquiri y Bloody Mary.

KEBA Sofia Travel and Foodies
Daiquiri y Bloody Mary

Sputnik Cocktail Bar

Sputnik Bar Sofia Travel and Foodies
Overview de Sputnik Cocktail Bar

No por estar casi al final quiere decir que sea el bar que menos nos ha gustado, al contrario, esta cocktelería junto al Raketa Rakia Bar (de los mismos dueños) ha sido nombrada mejor cocktelería de Sofía en 2017 y 2018 y no es para menos.

Tras un concepto bien trabajado sobre la relación de Bulgaria con el espacio y un guiño a todo el país en sí, todo gira entorno a ello. 

La decoración, los cocktails, el ambiente…tienen una carta súper completa de cocktails que han desarrollado entorno a 6 bebidas típicas búlgaras que se encuentran en 6 regiones diferentes. 

De estas 6 bebidas han creado 2 cocktails por cada una de ellas, con lo que tenemos una carta con 12 cocktails

Sputnik Bar Sofia 2 Travel and Foodies
Detalle de ingredientes para cocktails en Sputnik

Esperamos que te sirvan estas referencias cuando visites Sofía. ¡Hasta el próximo post!

Monastiraki-travelandfoodies

Grecia, de atenas al peloponeso

Grecia, la magnífica soledad del Peloponeso

Esta vez cogemos las maletas para visitar la mítica Grecia. Para Jesús es la segunda vez que la visita. Para mi, Raquel, es la primera y ya os adelanto que me encanta :)

Hacemos un viaje de 2 semanitas y tras mirar varias opciones de diferentes recorridos, quizás nos decantamos por uno más original que los típicos recorridos por el país heleno (cogiendo inspiración de un programa que vimos en el Canal Viajar, eso sí)

Aún sin ver el programa tenemos claro que queremos hacer algo diferente y así es Una ruta en coche con salida y llegada a Atenas de lo más acertada. Pueblecitos marineros, comida que quita el hipo y playas que solo pueden aparecer en los mejores sueños, nos acompañan durante todo el viaje.

La ruta, ¿qué pueblos y ciudades visitamos?

Grecia en extensión, es la cuarta parte de España, sin embargo, y al contrario de lo que a primera vista se pueda pensar es un país muy montañoso. Esto hace, junto con que en muchas partes no hay autopistas, que se tarde bastante tiempo en recorrer poca distancia.

El paisaje es maravilloso. Muchísimo verde con árboles, flores y plantas mediterráneas nos acompañan en toda la ruta que comienza en Atenas, pasa por Meteora, Lefkada en el Mar Jónico y desciende por todo el Peloponeso, pasando por Kassandra en el norte (cambio de planes a última hora)  para volver a bajar hasta Atenas:

  1. Atenas
  2. Atenas-Kalambaka (Meteora)
  3. Kalamba-Lefkada
  4. Lefkada-Methoni (Peloponeso)
  5. Methoni-Península de Mani (Peloponeso)
  6. Península de Mani-Monemvasia(Peloponeso)
  7. Monemvasia-Nafplia (Peloponeso)
  8. Nafplia-Kassandra (Chalkidiki)
  9. Kassandra-Atenas

Atenas

Atenas en una ciudad vibrante, caótica, llena de gente, una mezcla a medio camino entre oriente y occidente; Atenas es gente por la calle, mucho calor, bares y restaurantes repletos, tráfico, caos; ¡Atenas es única!

Pienso que es una de estas ciudades que la amas o la odias. A mi me toca amarla porque me encanta. A pesar de sus cosas más negativas, me puede todo lo positivo.

Me encantan las ciudades con ambiente por la calle y en especial todas aquellas que hemos visitado del Este de Europa donde sientes mucha más libertad de hacer un poco lo que quieres, donde no todo está prohibido; coches mal aparcados, motos atravesadas, olores cruzados…así es Atenas. 

Tenemos solamente 2 días para visitar los puntos más importantes de la ciudad y seleccionamos bien los que queremos ver. Hay varios puntos que si no tienes muchos días deben ser tus musts:

Monastiraki: impresionante plaza desde donde se ve la Acrópolis, repleta de gente local, algún turista, vendedores de todo un poco y bares repletos. Una maravilla si te gusta este tipo de sitios bulliciosos, sino, no es tu lugar :)

Monastiraki-Grecia-Travelandfoodies
Plaza Monastiraki con la Acrópolis al fondo
Monastiraki-travelandfoodies
Plaza Monastiraki abajo y Acrópolis al fondo

Barrio de Plaka: quizás un poco turistizado, es el barrio que está justo debajo de la Acrópolis, aún así merece mucho la pena serpentear y perderse por sus calles. Dentro de Plaka hay un pequeño “barrio” con casitas blancas bajitas de lugareños que merece una visita y es Anafiotika. Al estar un poco elevado tienes unas vistas de Atenas de 10 y entonces es cuando te das cuenta lo grande y extensa que es la ciudad.

Comiendo-Plaka-Grecia-Travelandfoodies
Comiendo en uno de los múltiples restaurantes de Plaka
Anafiotika-Grecia-Travelandfoodies
Vistas desde Anafiotika

Acrópolis: sin duda, es el atractivo más importante de la ciudad, la imponente Acrópolis se divisa desde casi cualquier punto de Atenas. Subimos a última hora porque el calor aprieta de lo lindo y aún así sigue haciendo calor pero el esfuerzo merece la pena. Arriba tenemos El Partenón, el Templo de Atenea Niké y el Erecteión con sus archiconocidas Cariátides (las originales están en el Museo de la Acrópolis  y una de ellas en el Museo Británico, en contra de los griegos)

Es impresionante, aunque quizás me resulte algo menos tras haber visitado hace unos años el Valle de los Templos en Sicilia que me dejaron con la boca abierta en su día. La entrada son 20€ por persona.

Acropolis-Grecia-Travelandfoodies
Acrópolis

Museo de la Acrópolis: es interesante visitarlo, no solo por las vistas que tenemos de la Acrópolis desde el mismo sino por toda su riqueza hallada en la zona y que está actualmente expuesta en el museo. La entrada son 10€ por persona.

Museo-Acropolis-Grecia-Travelandfoodies
Vistas desde el Museo de la Acrópolis

Subir a alguno de los innumerables rooftops para ver la Acrópolis al atardecer: lo incluimos aquí porque nos parece algo que hay que hacer sí o sí.

Plaza Sintagma: es el núcleo de la ciudad. No tiene nada de especial pero todo el mundo está por allí; nosotros vimos un atardecer muy chulo sentados en sus escaleras.

Plaza-sintagma-atenas-travelandfoodies
Atardecer en la Plaza Sintagma

Atenas-Kalambaka

Un par de días después, alquilamos coche con Sixt y ponemos rumbo a Kalambaka. Kalambaka es un pequeño y tranquilo pueblecito que ha cogido fama por estar en la falda de Meteora. 

Meteora es un conjunto de megalitos con unas formas bastante peculiares y en la cima de varios de ellos hay algunos monasterios que fueron construidos allá por los S. XIII y XIV. Son Patrimonio de la Humanidad y desde Atenas existen excursiones de 1 día para visitarlos (personalmente nos parece un palizón ya que al menos son 4 horas de ida y 4 de vuelta) con lo que nosotros decidimos salir de Atenas, dormir una noche en Kalambaka y al día siguiente ir a ver algún monasterio. 

La mayoría abren a las 9h y nuestro consejo es que vayáis temprano para libraros del calor y de los turistas en masa que llegan en los buses y quitan el encanto a las cosas… 

 Entrar a cada monasterio vale 3€ y nuestro consejo es entrar a ver un par de ellos para que te hagas una idea de cómo son y es suficiente, pero esto cada uno lo que prefiera.

Meteora-Grecia-Travelandfoodies

Kalamba-Lefkada

Un día después ponemos rumbo bien temprano hasta Lefkada, aún tenemos varios cientos de kilómetros por delante. Seguimos el consejo de mi colega Panos y visitamos esta parte de Grecia ya que hace años recuerdo que me comentó que las playas más impresionantes estaban en esta zona; grandes paredes verticales que caen hasta un mar turquesa es lo que tienes si visitas la costas del Jónico.

 Lefkada es una isla que está comunicada por tierra a través de un puente y por ello pensábamos que habría mucha gente pero nada más lejos de la realidad. No sé si porque cuando fuimos era junio y quizás aún no habían empezado los griegos las vacaciones o porque en general en todo el país hemos visto un turismo muy moderado (quizás si lo comparamos con Mallorca por eso lo vemos todo bastante moderado, jeje)

Nos alojamos en Vasiliki, uno destino al sur de la isla popular por los windsurfistas ya que es una zona un poco ventosa durante algunas horas en el día pero muy bonita y con una gran bahía para nadar.. Este es nuestro campamento base y desde aquí os dejamos los puntos que visitamos en coche y que merecen la pena:

  • Porto Katsiki: es una playa que quita el hipo y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejamos una muestra. Recomendamos ir temprano y coger un par de hamacas y sombrilla para estar varias horas disfrutando del espectáculo. 2 hamacas y 1 sombrilla cuesta 10€.
  • Gialos Beach: mucho más abierta que la anterior pero  con menos gente. También alquilan hamacas y hay un chiringuito.
Porto-Kastsiki-Lefkada-Travelandfoodies
Porto Katsiki, Lefkada
PortoKatsiki-cerca-Lefkada
Playa de Porto Katsiki, Isla de Lefkada

Sivuta: una bahía cerrada muy mona para dar una vuelta por la tarde y tomar algo cuando se ha quitado el sol.

Lefkada: es la capital de la isla y lo mismo que ocurre con Sivuta está bien para dar una vuelta por la tarde. Tiene un paseo marítimo grande con bares para tomar algo y una calle principal llena de gente y bares.

Ni que decir tiene que la comida en la isla (al igual que durante todo el viaje) es fantástica y queremos comentar un par de cosas para que tengas en cuenta:

  1. Mete escarpines en tu maleta ya que te harán falta para algunas de las playas, sobre todo estas del Jónico
  2. Lefkada es muy montañosa y se tarda bastante en llegar a los sitios

Lefkada-Methoni (Peloponeso)

Tras dos días completos en Lefkada, cogemos el coche de nuevo para volver a recorrer los bellos paisajes griegos. Me sorprende continuamente la cantidad de montañas y de verde que es todo el recorrido. 

Hoy tenemos unos 400 km en coche así que volvemos a salir temprano ya que la idea es parar en algún sitio para bañarnos y descansar un poco en el camino.

Así que bajamos por todo el Peloponeso, cruzando el gran puente que separa a Patras del otro lado de la costa (por cierto, cruzar el puente con el coche son 13€).

Así, seguimos bajando hasta casi llegar a nuestro siguiente destino que es Methoni. Antes de llegar paramos en una playa que habíamos fichado previamente y que fue todo un espectáculo, se llama Voidokilia Beach (os dejamos una foto abajo) aunque si podéis echar un vistazo en Google porque no fuimos capaces de sacarla entera en una sola foto. Es una playa de arena rubia, una bahía casi cerrada con aguas cristalinas, espectacular. Un bañito largo y seguimos el camino hasta Methoni.

Voidokilia-beach-Methoni-Grecia-Travelandfoodies
Playa de Voidokilia, Methoni (Peloponeso)

Methoni es en pueblecito marinero con una fortaleza y castillo venecianos; es un sitio muy tranquilo donde parece que el tiempo se ha detenido y hemos regresado a la vida del pueblo. Niños corriendo por las calles, la plaza del pueblo con su kiosko, las tabernas con su pescado fresco y su gran bahía para nadar. ¡Nos ha enamorado este ambiente y nos sentimos super a gusto!

Un paseo por el pueblo, un refrescante baño en su bahía y  una cenita buenísima en la plaza principal es el resumen de nuestro paso por Methoni. Sin duda, repetiríamos.

Methoni-Grecia-Travelandfoodies
Plaza principal en Methoni (Peloponeso)

Methoni-Península de Mani (Peloponeso)

Seguimos nuestra jornada recorriendo el desconocido Peloponeso y hoy vamos camino de la segunda península, la de Mani. El paisaje se vuelve más árido y todo es más abrupto y desértico que antes, mucho mucho más remoto y solitario. 

Es perfecto si quieres perderte del mundo por unos días. Básicamente hoy hacemos camino en el coche, seguimos con la montaña  y vamos parando en algunos pequeños pueblecitos de la costa para refrescarnos en alguna de sus playas. En algunas de ellas estamos solos o como mucho con 4-5 personas más, esta es la afluencia por esta zona ;)

Hemos reservado un hotel en mitad de la nada, así literal, no hay nada alrededor. Solo es una noche ya que yo con tranquilidad bien, pero moderada, jeje.

Aegila-Boutiqu-Hotel
Aegila Boutique Hotel

Pasamos la noche en el Aegila Boutique Hotel, un alojamiento con unas vistas y un entorno privilegiados y disfrutamos de su infinity pool durante la tarde.

Península de Mani-Monemvasia(Peloponeso)

Al día siguiente seguimos el camino por el Peloponeso y pasamos de la segunda a la tercera península para visitar Monemvasia.

Monemvasia es otro pueblecito veneciano encajonado en una península. Calles pequeñas, estrechas y empedradas son la tónica del pueblo antiguo (hay otra zona más nueva donde realmente vive la gente del pueblo) y en la zona más histórica encontramos varios hoteles, tiendecitas con bisutería, objetos artesanales y algunos bares.

Monemvasia-Grecia-Travelandfoodies
Vistas desde bar de Monemvasia (Peloponeso)

En realidad es un pueblo muy pequeño, con lo que es suficiente con pasar una noche aquí. Nosotros nos alojamos en la parte antigua en un hotel con mucho encanto y lo ideal es poder recorrer sus calles de arriba a abajo, de izquierda a derecha, pararse a tirar algunas fotos, tomarse una cerveza con una vistas impresionantes…y así pasamos el tiempo :)

Atardecer-Monemvasia-Grecia
Atardecer en Monemvasia
Plaza-principal-Monemvasia-Travelandfoodies
Plaza Principal Monemvasia

Monemvasia-Nafplia (Peloponeso)

Subimos la costa de la tercera península para en unas 3 horas llegar a nuestro siguiente destino.

Vamos volviendo a la civilización y nos dirijmos a Nauflplio, ya mucho más cerca de Atenas. 

Naufplio es una ciudad totalmente abierta al mar y de nuevo una bahía gigantesca alberga otra ciudad con dos fortalezas venecianas y edificios de estilo neoclásico, precioso.

Bisuteria-Nafplio-Grecia-Travelandfoodies
Elegante bisutería en Nafplio
Atardecer-Nafplio-Grecia-Travelandfooides
Atardecer en Nafplio

Un gran paseo marítimo, callecitas y plazas repletas de tabernas y tiendecitas de bisutería son la tónica de la ciudad. Unos 15.000 habitantes viven aquí y realmente se respira un ambiente super relajado. 

Desde Nauflpio y tan solo 27 Km visitamos el Teatro de Epidauro, Patrimonio de la Humanidad. Un teatro griego, aún en funcionamiento y con un estado de conservación excelente; merece mucho la pena una visita si estáis en Naufplio.

Naflpio-Kassandra

Deberíamos haber seguido nuestra ruta en coche hasta Atenas pero un cambio de planes a última hora hace que cojamos un avión hasta Thessaloniki (la segunda ciudad más grande del país) y nos vayamos hasta la península de Kassandra, unos 60 Km al sur de Thessaloniki.

Vamos a visitar a unos amigos y pasamos allí un par de días. Realmente nos sorprendió para bien ya que es una zona que apenas se conoce de Grecia, al menos entre los españoles, y tiene una costa bonita, con mucho pino mediterráneo y playas interesantes con aguas azul turquesa. 

Realmente este es el fin de nuestra ruta ya que volvemos a Atenas en avión y de ahí de regreso a Madrid.

Grecia es un país impresionante que a priori muchas veces se conoce solo por sus islas pero, de verdad, tiene otra parte mucho más desconocida que merece mucho la pena descubrir. Grecia, ¡volveremos!

Gastronomía en Grecia

Al igual que hicimos con el post de Palermo y la comida siciliana, con Grecia no va a ser menos. Y es que hay países que merecen una entrada dedicada en exclusiva porque su ¡gastronomía lo vale! Así que en breve prepararemos el post de la gastronomía griega ;) 

Solo podemos adelantar, que su comida nos ha gustado tanto que está a la altura de la comida italiana. Ñam, ñam.

Alojamiento en Grecia

Normalmente nos gusta dar las recomendaciones de los sitios que nos parece que han merecido la pena; en esta ocasión han estado todos bien o muy bien, salvo el hotel de Atenas que era normalito pero estaba muy bien situado, entre la Plaza Sintagma y Monastiraki.

Ni fu ni fa, un hotel normalito pero muy bien situado entre Plaza Sintagma y Monastiraki. El desayuno es bastante normal-regulero así que salimos a desayunar a algún bar de la zona.

Un hotel situado a 5 minutos caminando al centro del pueblo con una piscina estupenda para nadar. Habitaciones espaciosas y un desayuno de 10.

Un hotel-apartamento en primera línea de la gran bahía de Vasiliki, muy limpio y con un staff agradable. Las fotos del desayuno nos engañaron un poco cuando hicimos la reserva ya que tienen muy buena pinta en la web pero realmente es bastante regulero, tirando a malillo.

Una especie de Guest House con varias habitaciones super bien situado en primera línea de mar y al lado de la plaza principal del pueblo. Estaba muy limpio, la habitación era grande y con todo lo que puedes necesitar para pasar una noche en Methoni. 

Se respira un ambiente muy familiar que nos reconforta muchísimo

Una antigua torre / castillo reformado en mitad de la absoluta nada. Si quieres tranquilidad este es tu sitio. Vistas al mar, 2 piscinas geniales, una habitación chula y un muy buen desayuno nos acompañan en este hotel.

Antes de preparar el viaje descubrimos que algunos hoteles estaba adheridos a un programa que se llama “Greek breakfast” donde funciona como un “sello de calidad” de sus desayunos compuestos por productos locales…y así fue, un ¡espectáculo de desayuno!

Un hotelito junto al paseo marítimo decorado íntegramente y con mucho gusto por un artista italiano afincado en Grecia. Tanto las habitaciones como las zonas comunes tienen su sello que nos encantó (Moretti)

 

Lobby Adiandi Suites

Este hotel también está adherido al programa de Greek Breakfast y de nuevo otro dos días de desayuno de escándalo.

Y con estas recomendaciones de nuestros alojamientos nos despedimos hasta el próximo post, esperamos que os sirva para organizaros un recorrido por el lado más salvaje de Grecia ;) Iá sas!

Venice-beach-travelandfoodies (1)

Costa Oeste-La Costa

California, el sueño americano

En este viaje nos vamos hasta California para recorrer su costa, sus Parques Nacionales, sus interminables carreteras, sus desiertos y para sentir esa libertad que se tiene cuando se conduce por EEUU. Yeah!

Como contar todo en un mismo y único post nos parecía muy pesado, hemos dividido el contenido en tres partes:

1) San Francisco

2) De San Francisco a Las Vegas (por la costa)

3) De Las Vegas a San Francisco (Parques Nacionales)

En este post os contaremos toda la parte de la Costa Oeste por el mar que no tiene desperdicio con lo que vamos allá, ¿nos acompañas? ;)

La ruta: ¿Qué pueblos y ciudades visitamos?

Como podéis imaginar la mítica carretera de la “Costa” es inmensa. Nosotros la hicimos desde San Francisco hasta Los Ángeles, pasando por numerosas ciudades y durmiendo en algunas de ellas; algo más de 700 km que nos dividimos en varias jornadas.

Nuestras paradas, bien sea para comer o para dormir fueron:

  1.  Monterrey
  2.  San Luis Obispo
  3.  Santa Bárbara
  4.  Santa Mónica
  5.  Los Ángeles
  6.  Hesperia
  7.  Las Vegas

Y ahora os vamos contando detalles :)

De San Francisco a San Luis Obispo

A partir de Half Moon Bay comenzaba nuestra ruta por la California 1, una de las carreteras más míticas del país. Todos los pueblos nos recordaban el pasado español de la zona…Lobitos, San Gregorio, Pescadero… siempre acompañados por el azul intenso del Océano Pacífico; en esta primera parte de la ruta, decidimos parar a comer en Monterrey, una localidad que os sonará si os gusta la serie de HBO Big Little Lies ya que en su muelle, así como en la cercana Carmel by the Sea, se rodó parte de la misma.

Aunque no apareció Nicole Kidman dedicamos un rato a  pasear por este típico pueblecito marinero con un muelle lleno de bares, cafeterías, tiendas y restaurantes. Allí pudimos degustar una de las especialidades locales: la sopa de almejas llamada Clam Chowder.

Puente-Bixby-California-Travelandfoodies
Puente Bixby, California

A partir de Monterrey comienza la que quizá sea la parte más bonita de la costa californiana: el llamado Big Sur; una escarpada costa prácticamente virgen encajonada entre el Océano y la sierra de Santa Lucía, con una carretera serpenteante y llena de miradores que ofrecen una panorámica de la costa de postal.

Como decimos existen muchos puntos fabulosos pero no podemos dejar de recomendar las vistas del puente de Bixby, uno de los más icónicos de la ruta.


Nuestra primera noche la haríamos en San Luis Obispo, no sin antes pasar por parques naturales como el Garrapata State Park, el Andrew Molera o el inmenso Pffeifer Big Sur; en todos ellos se pueden realizar rutas de senderismo, ciclismo u otras actividades.

El interés nuestro en parar a dormir en San Luis Obispo (además que hacer esta carretera del tirón no es recomendable jeje) es ir a ver la misión que fundó Fray Junípero Serra a finales del s. XVIII. Muchas de las ciudades de California, incluida San Francisco, están salpicadas de misiones que fundaron los españoles cuando estuvieron en América y como poco ¡curioso nos resulta!

Al día siguiente nos levantamos y nos fuimos a ver la misión en cuestión; una pequeña iglesia sobria con un patio que podría estar en cualquier pueblo de Castilla o Andalucía. Alguna fotito para el recuerdo y vuelta al coche para seguir con otro día más de ruta.

San-Luis-Obispo-California-travelandfoodies
Misión en San Luis Obispo, California

De San Luis Obispo a Santa Bárbara

Si tenéis tiempo os recomendamos pasar a dar una vuelta por la cercana localidad de Paso Robles, una de las más zonas vinícolas más importantes de California. Nosotros la dejamos atrás y realmente después nos quedó pena de no haber hecho alguna visita a alguna bodega con catas, pero bueno, así tenemos otra excusa para volver :)

Cogemos el coche y nos dirijimos hacia Santa Bárbara. Sobre la hora de comer estamos por allí y nos damos cuenta que esta localidad cumple con lo que el viajero espera al hablar de “Playas de California”; casas bajitas de color blanco, grandes playas, un gran paseo junto al mar con gente patinando, etc.

 

Resulta muy agradable pasear por la zona del muelle (Stearns Warf) así como por los alrededores de State Street, una animada calle con un típico ambiente californiano de familias, hipsters y excéntricos millonarios que bajan al downtown desde alguna de las urbanizaciones de lujo de se extienden por la parte alta de la ciudad, entre la vegetación de Los Padres National Forest. Además la ciudad también tiene una misión de origen español  y unos interesantes juzgados de estilo neomudéjar que datan de 1929 (lo cual en el país es ya bastante antiguo).

 

Una de las cuestiones que se nos presentó al preparar el itinerario es si pasar o no por Los Ángeles ya que como mucho queríamos dedicarle un día para no quitárselo al resto del itinerario.

Sobre la marcha optamos por una solución intermedia que fue visitar Santa Mónica, Venice Beach y Hollywood y seguir rumbo al desierto de Mojave, ya dirección Las Vegas.

De Santa Bárbara a Hollywood

Tras madrugar y desayunar llegamos a media mañana a la localidad de Santa Mónica, uno de los principales destinos vacacionales de la Costa Oeste; esto se notaba en la variedad de tiendas y restaurantes, con una estructura en cuadrícula que la hacía muy fácil de pasear. Tras recuperar fuerzas con un estupendo poké (la típica ensalada hawaiana a base de arroz, pescado y vegetales) decidimos avanzar unos kilómetros hasta la famosa Venice Beach.

 

Existe un gran contraste entre ambas; Santa Mónica, más glamurosa y ordenada; Venice Beach, mucho más caótica y “canalla”: vendedores ambulantes, tarotistas, atletas callejeros y demás fauna copaba un paseo marítimo alrededor de inmensas playas de arena dorada; una típica postal californiana acompañada de “skaters”, grafiteros y tiendas alternativas entre las que nos dejamos llevar durante un rato.

Santa-Monica-California-Travelandfoodies
Santa Mónica, California
Venice-Beach-California-Travelandfoodies
Venice Beach, California
Venice-Beach-skaters-travelandfoodies
Skaters en Venice Beach, Califronia

La ciudad de Los Ángeles tiene una extensión inabarcable y esto lo comprobamos en el trayecto desde Venice a Hollywood, kilómetros y kilómetros de calles, avenidas, y una sucesión interminable de tiendas, apartamentos y casas. Por curiosidad miramos la extensión de la ciudad…1300 kilómetros cuadrados… es decir, el doble por ejemplo que Madrid…¡impresionante!.

Hollywood

Tras dar vueltas con el coche para curiosear las calles y las mansiones de Beverly Hills, llegamos al Paseo de la Fama.

El Paseo de la Fama nos decepcionó un poco; tal y como aparece en la TV, habíamos imaginado algo mucho más “glamouroso” sin embargo no tiene mucho atractivo; para todos aquellos que no seáis (como nosotros) especialmente cinéfilos es una visita prescindible que mejor se puede dedicar a otra cosa.

 

Paseo-de-la-fama-travelandfoodies
Paseo de la fama, Hollywood., California

Visitamos el teatro Kodak y vimos el famoso cartel de Hollywood desde el centro comercial que hay en el teatro, aunque es cierto que para los aficionados al cine existen tours para ver las mansiones de las estrellas o visitas a estudios como los Paramount. Y aquí terminó nuestra visita a Los Ángeles, es decir, metimos la visita al Paseo de la Fama con calzador, ya que como habíamos comentado antes, no teníamos especial interés en ello.

Teatro-Dobly-hollywood-travelandfoodies
Teatro Kodak, Hollywood. California

De Los Ángeles a Hesperia

Dimos una vuelta rápida por Los Ángeles pero realmente queríamos avanzar más kilómetros porque al día siguiente nuestro objetivo era estar en Las Vegas y aún nos quedaba bastante trozo por recorrer. Así que salimos de la gran ciudad para dirigirnos hasta Hesperia, un pueblo en mitad de la nada, que ni fú ni fá, pero perfecto como punto intermedio. Allí hicimos noche y sería la puerta de entrada a cruzar parte del Desierto del Mojave.

Teníamos muchísima sed y la garganta un poco seca; casi sin darte cuenta el clima se había vuelto muy seco y la sensación que causa el desierto al inicio es un poco extraña la verdad.

Desierto-mojave-travelandfoodies
Desierto del Mojave

Cuando Jesús estuvo en Australia y fue hasta la zona más desértica, por Alice Springs, una de las personas de por allí, siempre recomendaba beber agua cada 20-30 minutos porque comentaba que, sin darte cuenta, te deshidratas. Y entonces siguiendo este sabio consejo nos fuimos a dormir para seguir nuestra ruta al día siguiente dirección Las Vegas, iujuuuuu!

De Hesperia a Las Vegas

Al día siguiente nos levantamos temprano para cubrir los 320 kilómetros  que nos separaban de Las Vegas, atravesando la inmensidad del desierto de Mojave; el paisaje cambió radicalmente, un inmenso desierto con arbustos bajos y una carretera totalmente recta, desierta y sin habitar; llamaba la atención los trozos de neumáticos que se veían en los arcenes de la calzada (parece que algunos neumáticos de camiones revientan con las altas temperaturas). Tras tres o 4 largas horas de conducción llegamos a la “Ciudad del vicio”: Las Vegas, una de las imágenes más icónicas de todo Estados Unidos, una ciudad surgida en el desierto y diseñada para el placer.

Ruta66-travelandfoodies
Tramo de la Ruta 66 dirección Las Vegas

La ciudad de las Vegas se estructura en los alrededores del “Strip” (Las Vegas Boulevard), una “calle” de más de 6 kilómetros en las que están los hoteles-casino más conocidos del mundo: nombres como el Bellagio, el Venetian o el Caesar Palace. Merece la pena entrar en algún casino (nosotros lo hicimos en el Bellagio) y ver de primera mano el ambiente del interior. La mayoría son hoteles inmensos donde el lobby se junta con la zona de casino, un trasiego de personas yendo y viniendo que mola. Personas jugando a la ruleta rusa, otras en la barra bebiendo, otras simplemente mirando. Las Vegas comienza cuando se pone el sol ;)

 

Las-vegas-travelandfoodies
Llegando a Las Vegas, Nevada

Y aquí termina este post en la curiosa ciudad de Las Vegas, entre millones y excentricidades pero muy contentos de haber hecho este recorrido en coche que nos ha permitido ver paisajes únicos en el mundo. Seguimos en el próximo post con el V.II del  viaje por USA ¡Nos leemos en breve!

Gastronomía en la Costa Oeste

Quizás el país americano no tiene una gran fama por su comida, pero hemos de decir que no tenemos sensación de haber comido mal durante la ruta. Quizás porque la tendencia healthy también está de moda por aquí, hemos encontrado lugares incluso interesantes en las diferentes ciudades que hemos ido recorriendo. 

Es cierto que nuestro foco no estaba muy puesto en la comida, sino en la conducción en sí y en disfrutar de los paisajes que nos acompañaron durante toda la ruta. 

No obstante, en el V.2 de la ruta por Costa Oeste, os dejamos algunas recomendaciones ;)

Alojamientos en la Costa Oeste

Al igual que ocurre con la gastronomía, os dejaremos los lugares donde fuimos durmiendo en toda la ruta en el Volumen 2 de la Costa Oeste. Os adelantamos, ¡la opción motel nos ha enamorado!

Consejos Costa Oeste

¡Están todos detallados en el V.2 del viaje por la Costa Oeste!

renos noruega travelandfoodies

Auroras boreales y renos

Renos y auroras boreales, una experiencia inolvidable

Como comentábamos en el post del viaje a Noruega, uno de nuestros principales motivos del viaje era ver auroras boreales :)

Ya que volamos hasta Tromso, casi tocando con el círculo polar ártico, aprovechamos para hacer alguna salida más. El frío y la nieve se prestaban para hacer casi cualquier actividad de invierno.


En concreto en  el post de hoy os queremos contar dos de las experiencias de las que disfrutamos como niños: interactuación con renos y ver este fenónemo tan bonito como son las auroras boreales.

Interactuación con renos

Esta experiencias del viaje nos encantó…la posibilidad de pasar unas horas entre renos y conociendo más de cerca la cultura Saami. ¿Cómo viven? ¿Cuál es su origen? ¿Cómo se alimentan? ¿Qué papel tienen los renos en su cultura?

Comenzamos el día bien tempranito; en Tromso en enero sobre las 15h es casi de noche con lo que hay que madrugar para poder hacer cosas con la poca luz del día que hay. Para poder ver renos de cerca, darles de comer, etc es necesario (como casi todas las cosas en Tromso si no vives allí), hacerlo a través de alguna empresa de actividades que te puedan llevar hasta el punto exacto y demás.

A nosotros no nos gustan las actividades organizadas pero en ciertos sitios no queda otra que pasar por el aro. En este caso lo hicimos todo a través de Pukka Travels y salió genial.

Desde el centro de Tromso salimos en bus en busca de nuestra aventura del día: ¡ver renos!

Os podéis imaginar lo “exótico” que es para nosotros esto, teniendo en cuenta que además hemos vivido varios años en Canarias  (ahaha), podría ser lo más opuesto del mundo, ¿verdad?

Allí vamos con toda nuestra ilusión y energía mañanera ;)

Llegamos al punto donde están los animalitos; te encuentras con extensión gigante de campo, (en nuestro caso era un manto de nieve) con muchísimos renos.

Este campo tiene un vallado alrededor pero los animales tienen muchísimo espacio para estar a gusto; se pelean entre ellos, corren, comen, saltan, juegan, yo creo que se lo pasaban bien. Nos explicaron los Saamis que para controlar la población de renos y evitar que otros depredadores se los coman, tienen que tener fincas de este estilo controladas para que estén lo más a salvo posible.

Experiencia con renos en Tromso
Renos

¡Comienza la experiencia! Tras una cálida bienvenida por parte de los Saami, es hora de dar una vuelta en trineo; estuvo bien pero esperaba algo más emocionante, para ser sincera.. Sin embargo, como primera toma de contacto con los renos, genial.

Ahora viene algo muy emocionante y para mi, de lo más gratificante del día. Podemos dar de comer a los renos. Con varios cubos en la mano caminamos por la nieve y casi sin darnos cuenta tenemos 6, 8, 10 renos alrededor buscando la comida. ¡Es una sensación única! Y no puedes parar de acariciarlos :)

Alimentando renos Tromso Travelandfoodies
Alimentando renos en Tromso
Renos en Tromso Tarvelandfoodies
Renos

El frío aprieta. varias horas bajo el cielo del ártico comienzan a pasar factura, pero que no cunda el pánico ;)

Varias cabañas de madera nos esperan en el mismo campamento. Son cabañas que han hecho los Saamis y dentro están perfectamente acondicionadas; pasamos dentro y nos acompaña la calidez del fuego para rápidamente comenzar a entrar en calor. Unas sopitas hechas por ellos y algo de bebida caliente son el complemento perfecto del fuego.

Estamos muy a gusto y uno de ellos nos cuenta cómo es su vestimenta, algunas de sus tradiciones y nos enseña y deja toquetear varios utensilios que utilizan en su día a día.

Cabaña Saami en Tromso Travelandfoodies
Cabaña Saami

Casi sin darnos cuenta se han pasado varias horas y ha sido un día excepcional: trineos, renos, nieve, cultura Saami, cabañas, comida rica y calentita, fuego. ¿Qué más podemos pedir? Diría que nada más, ha sido un día perfecto y recomendamos que si tenéis la oportunidad de estar en contacto con renos en algún país, lo hagáis sin dudarlo.

(Seguramente, si hubiéramos pasado más días por la zona o tuviéramos alguna persona conocida por allí, habríamos intentado hacer una salida en trineo con algún local, pero la verdad es que no teníamos ningún conocido para poder hacerlo así que igualmente, terminamos muy contentos :) )

Auroras boreales, pero qué bonitas sois

Ver auroras boreales o auroras australes -si estáis en el hesmisferio sur- no es fácil.

En primer lugar, se tienen que ver en invierno, ya que en Noruega por ejemplo, es de día 24 horas desde el 21 de mayo hasta el 21 de julio y para verlas necesitamos bastante oscuridad (en invierno ocurre lo contrario, días muy cortos y dos meses completamente de noche).

En segundo lugar, las condiciones meteorológicas han de ser buenas. Si hay tormenta o está nublado no se verán.

Por el primer motivo, hicimos el viaje en pleno invierno, para intentar tener opciones de verlas. Además, tuvimos suerte y los días que estuvimos en Tromso no había tormenta y los cielos estaban totalmente despejados, con lo que nuestras opciones de ver auroras aumentan por momentos ¡yupiii!

Auroras boreales Tromso Noruega Travelandfoodies
Auroras boreales en los alrededores de Tromso

Al igual que ocurre con los renos, se pueden ver auroras boreales por tu cuenta; alquilas un coche y te desplazas 40-50 km, a las zonas con menos luz artificial de ciudades y puedes tener una experiencia única.

Nosotros, al igual que hicimos con la experiencia de los renos, nos decantamos por ir con un grupito de 10-12 personas a través de Artic Guide Service.

Sinceramente no quisimos calentarnos la cabeza en este viaje con el coche; había muchísima, muchísima nieve. Habíamos escuchado en las noticias los riesgos de aludes que se dan casi a diario por ciertas carreteras y además de noche, no había necesidad de estar intranquilos.

Todas las agencias que realizan excursiones en Tromso están en el centro de la ciudad. Fuimos sobre las 18:30h a su oficina y nos llevaron en bus unos 70 km hasta una playa donde estábamos solos.

Cuando llegamos empezamos a intuir algunas auroras boreales en el cielo; a medida que pasaba el tiempo, aparecían más, centelleando de color verde y blanquecino, sin lugar a dudas es un fenómeno único para ver al menos ¡una vez en la vida!

Auroras boreales en Tromso Travelandfoodies
Auroras boreales on fire!

Los colores e intensidad que capta el ojo humano, nada tiene que ver con lo que captan las cámaras de fotos.

No esperéis ese verde intenso y amplias filigranas que vemos en la televisión o en las fotos, nuestro ojo capta mucha menos luz, pero no por ello, deja de ser interesante, sino, todo lo contrario. Terminas preguntándote, pero ¿cómo es posible que esto suceda en la Tierra?

Intentamos hacer varias fotos sin éxito;  lo mejor es disponer de un trípode y si tienes una réflex configurarla para intentar hacer alguna captura.

Los guías te ayudan a configurar la cámara o a tomar alguna buena foto, pero a veces resulta complicado. Así que finalmente, nuestro  guía -de origen japonés- pero residente en Noruega desde hacía años, nos hizo varias instantáneas muy chulas para el recuerdo.

Tras varias horas por allí, el frío comenzaba a pasar factura; no sé a cuántos grados bajo cero estábamos, así que, como en el mismo autobús había posibilidad de tomar chocolate caliente y algunas galletitas para entrar en calor, allá que nos fuimos.

Poco a poco fue llegando el resto de personas del grupo, hasta que tras varias horas por la zona, regresamos de vuelta a Tromso.

Sin duda, dos experiencias inolvidables.

Si queréis conocer más sobre nuestro viaje a Noruega, pronto en el blog estará todo el recorrido que hicimos ;)

¡Hasta el próximo post!

Gastronomia-sicilia-travelandfoodies

En Sicilia

Gastronomía siciliana, auténtico placer para los sentidos

Cuando viajas a Italia hay una cosa que tienes asegurada, esto es que fijo vas a comer bien, vayas donde vayas. Y así ocurrió en Sicilia, le sacamos todo el jugo posible a su gastronomía, desde mercados hasta chiringuitos en la playa, pasando por un estrella michelín, porque otra cosa no, pero diversidad hay para rato.

El sol que baña la isla hace que se produzca una gran variedad de verduras, frutas  hortalizas y cereales , lo que, junto con el pescado y marisco hace que la oferta gastronómica siciliana sea incomparable. Además de la elaboración de los platos destacan unos productos de excepcional calidad como los tomates, los pistachos cultivados en la zona del Etna y los cítricos.

Nos llamó la atención que se utiliza bastante más que en España ingredientes como pistacho, menta, albahaca e hinojo; también la sandía, que se puede encontrar en zumo (spremuta di anguria), granizado o en la elaboración de originales postres como mousse o gelatina.

 

Fruta Sicilia
Mercado en Palermo

Todos los ingredientes y platos que encontramos en Sicilia tienen una fuerte influencia histórica, dada por el paso de múltiples y diversas civilizaciones y pueblos,  como por ejemplo árabes, normandos, griegos, españoles, romanos, etc. Esta es una de las razones por la que su gastronomía es tan rica ya que nos topamos con oriente y occidente en la mesa. :)

Platos típicos de la gastronomía siciliana

Aquí os dejamos algunos platos que no podéis dejar de probar si visitáis Sicilia (¡o al menos algunos!)

  • Pasta a la norma: a base de berenjenas, albahaca, ricotta y tomate
  • Pasta con le sarde: con sardinas, piñones, pasas e hinojo
  • Involtini di Pesce Spada: rollitos rellenos de pez espada fresco y alcaparras, tomates y aceitunas.
  • Couscous di pesce alla trapanese: Plato de influencia norteafricana, es un cuscús de pescado con un caldo especiado de canela, azafrán, perejil y ajo.
  • Caponata Siciliana: especie de pisto a base de berenjenas, apio, olivas, tomates y demás hortalizas.


Además de estas delicias,  en cada zona existen platos específicos con ingredientes locales…nos hubiera gustado probarlos todos pero…¡era imposible! Lo cual está muy bien ya que eso quiere decir que tenemos otro viaje pendiente a esta maravillosa isla.

La (deliciosa) comida callejera

Comida callejera Sicilia
Comida callejera en Palermo

Sicilia es un paraíso para los amantes de este tipo de cocina, En sicilia los “food trucks” son sustituidos por triciclos, motocicletas y pequeñas furgonetas que exhiben y venden orgullosos platos como:

  • Arancini, pequeñas bolas de arroz empanadas y rellenas de lo que se ocurra, como calamar, pulpo o pollo.
  • Panelle, buñuelos de harina de garbanzos sobre pan de sésamo.
  • Sfinzione, es una  especie de pizza palermitana con tomate y cebolla.
  • Pani ca meusa, para los paladares más atrevidos pan con trozos de bazo de ternera, queso, rociado con manteca de cerdo y limón
  • Stigghiola, carne o tripas de cordero marinadas y a la parrilla.

Porque qué sería una soleada mañana sin unos arancini en la mano ¡ay!

Arancini Sicilia
Arancini

Il dolce

Si los platos salados son impresionantes, los dulces no se quedan atrás; quizás  el plato más típico y conocido de la gastronomía siciliana es el cannolo, un crujiente cilindro relleno de queso ricotta y que puede llevar a modo de decoración chocolate, cereza, fruta escarchada o frutos secos;  los hay grandes y pequeños, para llevar o para comer sentados y prácticamente en cualquier pastelería o restaurante de toda la isla.

Advertimos: ¡son adictivos!

El otro postre típico es la cassata, una esponjosa tarta con ricotta, azúcar y fruta confitada; está buena aunque es más empalagosa que los cannoli.

Una tradición siciliana es el brioche e gelato, su nombre lo dice todo;  un rico y caliente brioche relleno con una o varias bolas de helado…¿en qué otro lugar podemos encontrar algo así? Nos comimos unos cuantos en la Gelateria Brioscià

Helado Palermo Travelandfoodies
Helado de pistacho
Cannoli Sicilia Travelandfoodies
Típicos cannoli sicilianos

También recomendamos que no os vayáis sin probar los granita, son granizados realizados a base de productos naturales (no vimos el típico “granizado” con colores extraños que en definitiva es hielo con sirope)

De limón y naranja fundamentalmente pero también de otros sabores como almendra y pistacho. ¡Buenísimos!

Restaurantes en Sicilia que merecen la pena

  • Ferro di Cavallo: Situado en la zona de Quatre Canti en Palermo, se trata de  un sencillo local con comida típica siciliana (pasta, pescado y carne) con una gran relación calidad-precio; hay que reservar o ir pronto porque se llena. No es el típico sitio de turistas, hay mucho palermitano y de hecho nuestros amigos nos lo recomendaron.

 

  • Pizzeria Tondo: Esta pizzeria tradicional muy céntrica en el mismo Palermo;  en ella pudimos disfrutar de una de las mejores pizzas que recordamos en nuestra vida (y ya es ehhh!), ingredientes sicilianos de calidad, sencillez y horno de leña es el secreto.
Pizza Palermo Travelandfoodies
Pizza del Tondo
  • Trizzano: Situado a medio camino entre el centro de Palermo y Mondello, es un restaurante con espectaculares vistas situado junto al mar. Nos llevó nuestra amiga Alessandra y pudimos disfrutar de otra especialidad siciliana: la pasta a la bottarga (huevas de atún).

A Jesús le pareció un plato espectacular a pesar que solo llevaba pasta, aceite y bottarga. También nos gustó mucho el postre: una deliciosa gelatina de sandía.

  • Mida Lounge Bar: Situado en Mondello, un Beach Bar muy agradable para disfrutar del típico aperitivo italiano al caer la tarde.
Mondello Sicilia Travelandfoodies
Beach Club Mondello
  • Brioscià, nuestra heladería favorita en Palermo; todavía no se nos ocurre  un calificativo para describir lo buenos que estaban los helados con brioche. Multitud de sabores a base de frutas naturales o de cremas, toppings de chocolate blanco o negro y una relación calidad /precio genial. Llena de palermitanos.
  • Al Saraceno: en la bonita ciudad de Taormina y con unas impresionantes vistas al Etna, subimos a cenar hasta Al Saraceno. Solo por la vista merece la pena, aunque la comida estaba espectacular.
Al Saraceno Taormina Travelandfoodies
Vistas desde Al Saraceno, Taormina
  • Desayuno del Hotel Il Piccolo Giardino: situado en pleno corazón de Taormina, queremos destacar el desayuno de este hotel. Productos muy frescos, mucha variedad y todo en un ambiente muy acogedor. ¡Sin duda, un 10!

 

  • Chiringuito de la playa Guidaloca: tras un intento fallido de quedarnos en la idílica playa de La Tonnara di Scopello, decidimos coger el coche y asentar el campamento en la cercana playa de Guidaloca. Aquí encontramos el chiringuito de la playa donde comimos unas tostadas con tomate y sardinas que quitaban el hipo.

 

Y aquí termina nuestro viaje gastronómico por Sicilia. Prometemos volver porque tenemos aún muchas cosas por visitar, entre ellas, la costa de Trapani y Marsala, donde se cultivan las cepas de su archiconocido vino de Marsala.


Si os habéis quedado con más ganas de Sicilia, podéis leer más sobre Palermo, haciendo click aquí. ¡Hasta la próxima!

¡Suscríbete!

Prometemos enviarte los mejores contenidos :)